Reseña del Bestiario de Pathfinder

Ficha-PF-BestiarioBajando la escalera con estrépito, en medio de una lluvia de esquirlas de piedra, el dragón con escamas de ónice y su jinete de manto carmesí se alegraban de su inminente triunfo, listos para acabar de una vez por todas con los advenedizos que llevaban tanto tiempo enfureciendo a su ama. Con sus recursos y su resolución al límite, Seelah, Ezren, Harsk y Lem, prepararon una vez más espadas espadas y conjuros. Con ellos habían vencido a innumerables enemigos, y soportado pruebas aparentemente imposibles, pero jamás se había enfrentado a un desafío tan tremendo como el de un dragón auténtico. Y sin embargo, en aquel momento, cada uno de ellos supo que tenía una elección muy simple: victoria o muerte.

En anteriores entradas os reseñamos el manual de Reglas Básicas, la Pantalla, la Caja de Iniciación y algunas crónicas entre las que nos encontramos jugando actualmente a Bastardos del Érebo de la senda de aventuras de Concejo de Ladrones. Hoy vamos con uno de los libros básicos que nos quedaba pendiente, el Bestiario, otro de los imprescindibles de la colección.

El Bestiario conjuntamente con el libro de Reglas Básicas recoge todo lo imprescindible para jugar, ya que en un manual de 327 páginas incluye muchísimos monstruos diferentes con unas fantásticas ilustraciones, reglas para adaptarlos y monstruos que harán de aliados y consejeros de los jugadores en las partidas.

?
Morlock de H.G. Wells y un Murciélago

El primer capítulo del manual es una introducción en la que explica cómo se presentan los monstruos dentro del correspondiente capítulo, dividiéndose en Introducción, Bloque de Estadísticas y Descripción, y además presenta una leyenda de iconos que tendrá cada monstruo para representar diferentes cosas.

El segundo capítulo, y grueso fundamental del libro, son los monstruos. El capítulo, de unas 280 páginas, contiene más de 350 monstruos diferentes ordenados alfabéticamente.

?
Un Gigante de Fuego y uno de la Escarcha

Cada monstruo tiene una pequeña introducción, de entre 2 y 3 líneas, en las que brevemente se describe su apariencia, perfecta para leer a los jugadores antes de mostrarles la imagen o miniatura correspondiente. Lo sigue es el bloque de estadísticas, donde primero indica el nombre y el valor de desafío, así como los iconos de información del monstruo. El primer icono marca el tipo de criatura (bestia mágica, dragón, muerto viviente, etc.),  el segundo icono marca el tipo de terreno habitual donde se le encuentra (acuático, montaña, pantano, etc.) y el tercer icono su clima habitual (extraplanario, frío, templado o tropical). En el mismo bloque de estadísticas lo sigue los PXs (puntos de experiencia) que ganan los jugadores por derrotarlo, seguido de los valores habituales de los personajes como raza, clase, nivel, alineamiento, tamaño, tipo, iniciativa, clase de armadura, etc. Además de estos, también se incluye si la criatura dispone de algún tipo de aura mágica, si tiene alguna cualidad o debilidad especial, el entorno en que suelen encontrarse, como se organiza la criatura siendo solitaria, en pareja o en grupos, el valor del tesoro por derrotarlo y la última es si dispone de algún tipo de aptitud especial. Y debajo del bloque de estadísticas tenemos la descripción, que es información acerca de su historia, sociedad y ecología que dan ideas para introducir el monstruo en la campaña. También algunos se explican cómo usarlos de personajes jugadores. Esta lectura es una de las partes más gratificantes y útiles ya que solo leyendo este campo suelen lograr sugerir al lector ideas para la creación de aventuras.

Los monstruos que encontramos son de todo tipo, los monstruos más famosos de todos los tiempos en los juegos de mazmorreo fantástico como los goblins, esqueletos y cubos gelatinosos, monstruos extraídos de leyendas y mitología de diferentes partes del mundo como los ángeles y demonios, los yetis y los basiliscos, monstruos de dinosaurios como el tyrannosaurus o el triceratops y monstruos propios de autores como los morlock de H.G. Wells o los shoggoth de H.P. Lovecraft.

Shoggoth

Seguido de este capítulo tenemos los apéndices, 14 apéndices para ser exacto.

El Apéndice 1 son unas reglas amplias y pautas para la creación de monstruos y que estos sean acordes a su valor de desafío.

El Apéndice 2 trata sobre el avance de los monstruos para modificarlos y realizar versiones de criaturas con un valor de desafío superior o la misma versión en joven, criaturas gigantes y criaturas celestiales o infernales.

Dretch

El Apéndice 3 es un glosario con las diferentes reglas de los monstruos, así como los diferentes tipos de criaturas. Este capítulo incluye los diferentes tipos de ataques naturales así como los del subtipo plaga.

En el Apéndice 4 indica cómo usar los monstruos como personajes jugadores.

Drow

El Apéndice 5 es un listado de dotes de monstruos, aunque como punto interesante existe alguna dote que podría usar los personajes como “Fabricar Constructo”.

Gólem de Hierro

El Apéndice 6 es para los jugadores que tengan la dote Liderazgo les permite tener un allegado leal con un alineamiento similar al suyo con el consentimiento del director de juego. Este apéndice, con 20 monstruos como allegados diferentes, es muy interesante pudiendo disponer de allegados como grifos o unicornios que tanto desean muchos jugadores.

El Apéndice 7 que para personajes jugadores que pueden tener compañeros animales, como druidas o exploradores, amplía el abanico de compañeros con algunos de los incluidos en el libro, con 24 animales más como el tyrannosaurus o el perro goblin.

Tyrannosaurus

El Apéndice 8 se trata de un listado de monstruos clasificados por tipo.

El Apéndice 9 se trata de un listado de monstruos por valor de desafío. Un listado muy útil cuando los personajes pasan de nivel e interesa de forma rápida conocer cuáles son los peligros a los que pueden enfrentarse.

El Apéndice 10 es un listado de monstruos que los agrupa por terreno.

Remorhaz

El Apéndice 11 con un listado de las variantes de monstruos base de los que se han añadido particularidades para crear un nuevo monstruo.

El Apéndice 12 contiene un índice de aptitudes de los monstruos del manual.

El Apéndice 13 acerca de los roles de los monstruos, en que los clasifica como cualquier rol o sin rol, rol de combate, rol de habilidad y rol especial.

Liche

El Apéndice 14 facilita 13 tablas de encuentros aleatorios en función del tipo de terreno en que se encuentren los jugadores como bosques, ciudades en ruinas, mazmorras desiertos u otros. Además realiza diferentes tablas por niveles para los encuentros en mazmorras.

Personalmente nos parece que el Bestiario de Pathfinder es mucho más que un simple libro de “bichos”, la posibilidad de añadir y personalizar personajes del libro de Reglas Básicas hace que sea un libro muy interesante, poder tener personajes Drow o Goblin o tener un Grifo o un Triceratops como mascota es la delicia de muchos jugadores y por supuesto de directores de juego. También el hecho de facilitar al director con listado por tipos de terrenos, valores de desafío y encuentros aleatorios es algo fantástico a la hora de preparar las campañas a jugar. Además, este libro, empezando por la portada de Wayne Reynolds, tiene unas fantásticas y evocadoras ilustraciones, francamente geniales. Así que, consideramos este manual como el tercero de obligada adquisición para la serie Pathfinder, seguidos de la “Caja de Iniciación” donde descubriréis el juego y el sistema, y podréis evaluar con una fantástica aventura si es vuestro juego y el manual “Reglas Básicas”, ya que si adquirís el anterior dispondréis de un pequeño bestiario que viene en la caja con el que podréis realizar unas cuantas aventuras.

Además, recientemente Devir Iberia publicó Pathfinder Pawns Caja del Bestiario, que viene plagada con más de 300 peones que representan a los monstruos incluidos en este Bestiario. Aún no disponemos de este, pero acabaremos por hacernos con una copia y reseñándolo en una futura entrada.

pathfinder-bestiario-peones

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

El dragón rugió triunfalmente cuando Valeros cayó en la nieve, con la sangre brotando de una terrible herida en el estómago. Kyra corrió a su lado, rezando para que no fuera demasiado tarde para salvar su vida.

“¡Yo contendré a la bestia!”, gritó Seoni mientras avanzaba hacia el dragón, con su bastón brillando, recubierto de fuego defensivo. Merisiel miró al enorme dragón y después a la diminuta hechicera, meneando la cabeza tristemente.

La aventura no había hecho más que empezar y, a juzgar por este combate, no les pagaban lo suficiente.

Anuncios

5 comentarios en “Reseña del Bestiario de Pathfinder”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s