Reseña de Dice Drivin’

dice-drivin

Carrera sin tregua entre los bólidos más rápidos y los pilotos más experimentados. Pon en marcha esta competición sin tregua, dale gas a tu bólido y enfréntate a tus rivales. Vencerá aquél que consiga llevar al límite a su coche, quien apure al máximo cada frenada y sea también cauto en los adelantamientos. Pero, ¡cuidado!, también puedes sufrir un accidente en el último segundo que eche por tierra tus esperanzas.

Dice Drivin’ es un juego diseñado por Rodrigo González e ilustrado por Ramsés Bosque, financiado en una exitosa campaña de financiación en Kickstarter, y que ha sido editado por Vorpalia, a quienes agradecemos habernos facilitado amablemente una copia del juego para realizar esta reseña.

El juego está diseñado para jugar de 2 a 4 jugadores de más de 8 años y tiene una duración aproximada de 20 a 30 minutos por partida. Además incluye un modo de juego asimétrico para añadir un quinto jugador al juego.

La caja del juego es de medidas pequeñas (130x40x177mm), es sin inserto interior pero con bolsitas zip para organizarlo, evitando así que el contenido se mueva en su interior.

20160927_194000

Os indicamos los componentes del contenido del juego:

  • 5 cartas de bólido dobles
  • 17 cartas de tramo
  • 19 cartas de acción
  • 8 dados de 6 caras personalizados
  • 96 fichas de cartón
  • Libro de reglas

A continuación os mostramos un vídeo que hemos preparado con el unboxing del juego.

Dice Drivin’ es un juego que recrea carreras entre bólidos en las que los pilotos deberán acelerar, conducir con presteza tomando curvas y sorteando obstáculos, y arriesgar si quieren ganar la carrera.

Mecánica

Los jugadores comienzan escogiendo una carta de coche de entre los 10 incluidos en la caja, cada uno de ellos se encuentra personalizado, y disponen de diferentes configuraciones de sus atributos de neumático, carrocería y cartas de acción. Una vez escogido roba tantas cartas de acción como las indicadas en la ficha del coche escogido. Posteriormente se prepara el circuito, que estará compuesto por la carta de salida, la de tramo inicial y la meta, además de añadir 3, 5 u 8 cartas de circuito escogidas al azar, en base a la duración que queramos de la partida. Los jugadores deberán lanzar los 3 dados de potencia, para decidir el orden en la parrilla de salida en la carrera, comenzando el jugador que saque más caras de potencia en su tirada de dados.

20160927_194805

Durante la partida encontramos que los diferentes tramos que componen el circuito marcan unos requisitos para que los coches puedan avanzar a través de las casillas y qué para cumplirlos deberán lanzar los dados de potencia, maniobra y nitro, acorde a las características del coche escogido y con el peligro que estos dados tienen diferente número de caras con el resultado crash! que les perjudicará en su avance perdiendo un turno, un punto de neumático o uno de los dados de conducción de su reserva.

Los jugadores podrán realizar tiradas para avanzar, pararse para realizar reparaciones en su vehículo, realizar adelantamiento a otros coches, chocar con otros coches perdiendo ambos puntos de carrocería o incluso tener una gran avería y tener que abandonar la partida con el coche destrozado. También disponen de las cartas de acción en mano para realizar acciones especiales durante la carrera.

20160927_194730

La carrera acaba cuando todos los coches han atravesado la meta, siendo el jugador en cruzarla en primer lugar el ganador de la carrera.

Además, Dice Drivin’ incluye diferentes modos de juego como contrarreloj, donde los jugadores irán perdiendo puntos de neumático durante la partida, la persecución donde un quinto jugador representa al coche de policía haciendo el juego asimétrico, y variantes como añadir fichas de riesgos, jugar con bólidos legendarios como el Coche Fantástico, el Delorian de Regreso al Futuro y el coche de los Dukes de Hazzard o las furgonetas de Los Cazafantasmas y el Equipo A, o jugar en modo campeonato.

20160927_194423

Opinión

Dice Drivin’ es un juego de mecánica sencilla de lanzamiento de dados y sutil gestión de mano, un juego del tipo push your luck en que para ganar se debe arriesgar. Un juego muy ágil de jugar y fácil de explicar a los amigos no tan acostumbrados a los juegos de mesa.

La rejugabilidad es alta debido a tener 17 cartas de circuito que generan diferentes combinaciones posibles. En cuanto a los entreturnos, el hecho de solo tener que lanzar los dados y mover hace que sean muy cortos.

El aspecto gráfico del juego es estupendo, tanto la caja, las cartas y los dados personalizados para la temática del juego, han sido cuidados con sumo detalle para darle ese toque vintage que consigue perfectamente el objetivo perseguido de recrear uno de los famosos videojuegos de carreras de coche de los años 80, Out Run, que anecdóticamente cumple ahora 30 años.

Personalmente a nosotros es un juego que nos ha encantado y qué, como hemos comentado antes, tratándose de un juego tan sencillo de explicar y aprender, podemos recomendarlo al  público general como juego familiar y/o introductorio a los juegos de mesa modernos, ya que no precisa de experiencia en juegos de mesa para disfrutarlo, en compañía de la familia o para echar la pachanguilla con los amiguetes empalmando carrera tras carrera en el modo campeonato.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Three, two, one… Go!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s