Reseña de Escuela de Pingüinos

escuela-de-pinguinos

Los pingüinos corretean, se persiguen y patinan en la escuela polar en el primer juego de “impulso con el dedo” en el que las figuras se desplazan en curvas o dan saltos. ¡Un juego de habilidad y sangre fría!

Escuela de Pingüinos es un juego diseñado por Brian Gomez e ilustrado por Reinis Pētersons. El juego es editado originalmente por Brain Games y lo edita SD Games en colaboración con Gen X Studio en nuestro país. Aprovechamos para agradecer a SD Games el habernos cedido amablemente una copia del juego para la reseña.

El juego es para jugar de 2 a 4 jugadores a partir de los 6 años y tiene una duración aproximada de entre 30 minutos por partida.

La caja del juego es alargada y de tamaño mediana (410x205x55mm) y es del tipo box in box, ya que la misma caja del juego incluye más cajas en su interior que, al extraerlas, conforman el gran tablero de juego. También dispone de unas bolsitas zip, por lo que el contenido queda perfectamente sujeto en su interior.

A continuación os listamos el contenido del juego:

  • 5 cajas de cartón para construir la escuela polar
  • 4 pingüinos de plástico
  • 53 cartas
  • 16 fichas de pescado en madera
  • 1 reglamento

escuela-de-pinguinos-2

Compartimos un vídeo que hemos preparado con el unboxing del juego.

Escuela de Pingüinos es un juego donde por rondas los jugadores tomarán el papel del vigilante de la escuelta que tendrá que atrapar a los otros pingüinos que han decidido escaparse de clase y ponerse a realizar travesuras por la escuela.

Mecánica

En la configuración inicial del juego montaremos la escuela tal y como indica el manual, colocando los pescados que servirán para unir las diferentes piezas del tablero, y los pescados de los colores de los jugadores que participan en la primera ronda de pingüinos como corredores.

Uno de los jugadores hace de vigilante y coloca su pingüino dentro de la sala de la cocina, y el resto de jugadores colocan su pingüino en la clase. Los jugadores tanto el vigilante como los corredores, mediante un golpe de dedo van moviendo a sus pingüinos.

El objetivo de los corredores será el de pasar por debajo de las puertas, donde se encuentran los pescados de su color y el que toman al pasar por debajo de la puerta, además de robar una carta del mazo de cartas de peces. Las cartas conseguidas otorgarán 1, 2 o 3 puntos de victoria, que los jugadores se colocan delante boca abajo. Además los jugadores podrán darle la vuelta a 2 cartas de 1 punto y usarlas para obtener un movimiento extra durante su turno.

El objetivo del vigilante será perseguir a los corredores y tocarlos, robándoles su carta de ID. La ronda finaliza cuando el vigilante a tocado a todos los corredores o uno de ellos ha conseguido todos sus peces. Al finalizar la ronda, por cada carta de ID que los jugadores tengan roban una carta de peces que se les suma los puntos de victoria de la ronda.

En el sentido de las agujas del reloj y por turnos los jugadores juegan una ronda cada uno como vigilante. Una vez han jugado todos los jugadores como vigilantes se suman los puntos obtenidos en cada ronda y gana el jugador con más puntos de victoria.

Opinión

Escuela de Pingüinos es un juego muy fácil de preparar, con su novedoso sistema de caja sobre caja en pocos segundos tienes desplegado el tablero, es fácil de explicar, ya que las reglas pueden explicarse en muy pocos minutos, y sobretodo muy fácil de jugar, por lo menos a nivel amateur ya que la mecánica de golpear con el dedo hace que el juego sea íntegramente un juego de habilidad y, en este tipo de juegos, es un tema de echarle horas para entrenar y aprender las mejores técnicas y golpes.

En cuanto al número de jugadores, a pesar de estar recomendado de 2 a 4 jugadores, creemos que para conseguir una experiencia más satisfactoria disfrutándolo al máximo, la mejor opción es jugarse de 3-4 jugadores, ya que aumenta considerablemente el nivel de interacción comparado con el modo a 2 jugadores.

La rejugabilidad nos parece que tiene un grado muy alto, ya que a pesar de venir un único escenario en el reglamento, algo que podría hacer que tras muchas partidas fuera repetitivo, es factible realizar montajes diferentes para conseguir experiencias diferentes una vez se le haya dado mucha caña al escenario del reglamento.

El aspecto gráfico del juego es fantástico, una vez montado el escenario de la escuela, los peces en su sitio y los pingüinos preparados, y miras el conjunto artístico del juego es realmente espectacular.

Personalmente a nosotros nos encanta y creemos que es un estupendo party game para sacar a mesa en cualquier tipo de encuentro familiar o con amigos, y un muy buen juego de entrada para los más pequeños de la casa. Un juego que será las delicias de todos los jugones amantes de los juegos de habilidad aunque suponga las pesadillas de aquellos que busquen la victoria única y exclusivamente con juegos con más enjundia intelectual.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

¡Los pingüinos corretean, se persiguen y patinan en la escuela polar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s