Reseña de Taberna

taberna

Es el día de Santa Averna, el día más festivo en el reino de Averna. Para celebrarlo, todos los ciudadanos se reúnen en la capital para festejar, beber y cantar de taberna en taberna. En Taberna, juegas como un tabernero de la ciudad, ansioso por el beneficio de esta celebración y por llegar a ser reconocido en todos los confines. Para conseguir esto, necesitarás contentar a las cuatro razas del reino y lidiar con las peticiones de la Corte Real. Está en tus manos ser cortés con todo el mundo. ¿Jugarás honestamente? O, ¿usarás trucos, magia y tu influencia con los más famosos dignatarios del reino?

Taberna es un juego diseñado por Karl Marcelle e ilustrado por Jonathan Hartert, ganador del premio al mejor juego de estrategia Prix Ludinord del 2015, que edita SD Games en colaboración con Gen X Studio. Aprovechamos para agradecer a SD Games el habernos facilitado amablemente una copia del juego para la reseña.

El juego está diseñado para jugar de 2 a 5 jugadores de más de 12 años y tiene una duración aproximada de 60 a 90 minutos por partida.

La caja del juego es de tamaño mediana (295x295x70), con inserto en su interior y trae unas bolsitas de cierre hermético para guardar los componentes.

A continuación os listamos el contenido del juego:

  • El tablero
  • 34 cartas de cliente
  • 32 cartas de hechizo
  • 5 cartas de ayuda para jugadores
  • 25 fichas de escritura de propiedad
  • 4 miniaturas de cartón de dignatarios
  • 1 bolsa de monedas
  • 36 fichas de clientes
  • 15 fichas de favores reales
  • 15 fichas de privilegios
  • 12 fichas de gremios
  • 1 ficha de Rey
  • 1 ficha de Reina
  • Libro de reglas

Taberna es un juego con una suave y original mecánica mixta de colocación de trabajadores y control de áreas, en el que los jugadores interpretan ser taberneros que compiten por obtener el mayor beneficio en las fiestas de su ciudad debiendo para ello contentar a las diferentes razas del reino.

Mecánica

En la preparación de la partida escogemos el lado del tablero en función del número de jugadores, por un lado para 2/3 jugadores y por el otro para 4/5 jugadores. Cada lado del tablero muestra la muralla de la ciudad que hace las veces de marcador de puntuación, las diferentes tabernas de la ciudad, el castillo en el centro donde se sitúan las fichas de los favores reales y un marcador de puntuación donde los jugadores puntúan sus relaciones con las diferentes razas del reino. Una partida consta de 8 turnos para 2 jugadores o 6 turnos para 3 a 5 jugadores.

Al inicio de la partida se muestran 4 de clientes boca arriba formando una línea de clientes disponibles, siendo la primera raza extraída la correspondiente al Rey para esta partida. Después cada jugador compra con su dinero inicial dos escrituras de propiedad disponible en una taberna y cada una de ellas otorga una puntuación inicial con la que los jugadores comienzan la partida.

Durante la partida los jugadores por turno realizarán diferentes acciones, coger una carta de cliente de las disponibles, colocar una ficha de cliente en una mesa vacía de una taberna y obteniendo, según el caso, un nivel de popularidad con esa raza, puntos de victoria, monedas, cartas de hechizo o fichas de privilegio, y cada propietario de la taberna escogida recibe de la reserva, 3 monedas a 2 o 3 jugadores o 2 monedas a 4 o 5 jugadores.

Opcionalmente los jugadores también pueden activar la habilidad de un dignatario de la taberna en la que acabe de situar a un nuevo cliente, realizar un hechizo, vender un hechizo y usar una o más fichas de favores reales.

Finalizada las diferentes rondas de juego que comprenden la partida, el jugador con la puntuación de popularidad más alta con la raza del Rey escoge el sistema de puntuación con el que él puntuará, después escoge el jugador que le siga en la relación con el Rey y así sucesivamente, sin repetirse los sistemas escogidos para ello. Las opciones de puntuación son por el Rey, en la que se puntúa por las relaciones con este y aumenta la relación con las diferentes razas, por la Reina en partidas a 2 jugadores, donde se puntúa en base al número de favores reales, por Maestro de las monedas, en base al número de monedas que posee el jugador, por Archiduque en base a las escrituras de propiedad que posea el jugador y por Archimago que puntúa por los hechizos realizados durante la partida. Finalmente a la puntuación final se le añade el nivel de puntuación de sus fichas de relación con las diferentes razas. El jugador con más puntos de victoria gana la partida y, curiosamente, en caso de empate gana el jugador que más próximo tenga su cumpleaños.

Opinión

Taberna se trata de un eurogame de peso medio con una suave y original mecánica mixta de colocación de trabajadores y control de áreas.

El peso del juego recae fuertemente sobre la colocación de clientes, ya que es en este eslabón en que haciendo un buen uso mejoraremos las relaciones con las diferentes razas, que tanto peso tiene en la puntuación final, y en el uso de los dignatarios que con sus habilidades nos permitan invertir en seguir nuestras diferentes estrategias.

El nivel de interacción entre jugadores tiene un peso poco importante durante el juego, ya que prácticamente solo unos pocos hechizos permiten perjudicar de forma directa a otros jugadores. En cuanto a los entreturnos no son largos si cuando a los jugadores les toca el turno permanece el cliente que hayan pensado durante el turno de los otros jugadores y tienen clara una estrategia. Las 7 fases en las que se divide cada ronda son prácticamente 4 grandes fases, cliente, dignatario, usar y/o vender hechizo y favores reales.

La rejugabilidad tiene un grado muy alto ya que 34 cartas de cliente, 32 cartas de hechizo, 15 fichas de favores reales y los 4 dignatarios danzando cada turno entre las diferentes tabernas, generan un buen número de combinaciones posibles con partidas irrepetibles.

El aspecto gráfico del juego es fantástico, un tablero que es un espectáculo para la vista, magníficas ilustraciones de las cartas de cliente, bonitos peones de los dignatarios… todos los componentes están cuidados al detalle. A nivel gráfico solo quedan un poco atrás las cartas de hechizo en las que solo aparece una bonita runa, además del texto, pero que desentona ligeramente con la espectacularidad del resto de componentes.

Personalmente, nuestras impresiones del juego después de estas primeras partidas es que es un fantástico juego. Un juego de mecánicas sencillas pero con profundidad. Un juego que es fácil de explicar y jugar, eso sí, que recomendaría para jugadores ya familiarizados con algunas de las mecánicas del juego.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

¿Jugarás honestamente? O, ¿usarás trucos, magia y tu influencia con los más famosos dignatarios del reino?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s