Reseña de Concejo de Ladrones: Lo que Yace en el Polvo

A la luz del día, las calles de Corona del Oeste, son como cualesquiera otras, bullendo con el comercio y con los sonidos y olores de una próspera ciudad chelia. Pero de noche se transforman, y las puertas se cierran y se atrancan fuertemente para mantener a raya a la ominosa oscuridad, puesto que una vez que el sol se pone, Corona del Oeste se convierte en el terreno de caza de unos monstruos sombríos. Los occicranos se toman con calma esta contrariedad, puesto que ya han visto morir a su dios, ejecutar o avergonzar a su nobleza y convertirse al diablismo a su gobierno. Pero a diferencia de un dios muerto o de un régimen poderoso, los horrores que acechan las noches de Corona del Oeste podrían no ser una plaga tan permanente como los habitantes de la ciudad temen, puesto que el origen de dichas sombras se encuentra en las bóvedas de uno de los edificios más notorios de la ciudad: la abandonada logia Pathfinder conocida como Refugio del Buscador.

Council of Thieves originalmente, fue publicada por Paizo como las primeras Pathfinder Adventure Path en 2009, ha sido publicada como la senda de aventuras de Concejo de Ladrones por Devir Iberia, a quienes agradecemos habernos facilitado esta copia para la reseña.

Portada con Ilustración de Steve Prescott

Lo que Yace en el Polvo, es la tercera de seis entregas de la senda de aventuras de Concejo de Ladrones, y que arrancamos después de haber jugado la segunda entrega, El Juicio de las Seis Pruebas, en las que los jugadores han quedado muy satisfechos de la aventura.

La aventura de esta entrega ha sido escrita por Michael Kortes y la ilustración de la portada es de Steve Prescott. El libro está realizado con encuadernación rústica encolada al lomo con cubierta en color, de 92 páginas y de tamaño A4. El interior está redactado a doble columna y a todo color.

La entrega comienza con una introducción de James Jacobs, redactor jefe de Paizo, que expone el desafío de una nueva aventura basada en una logia Pathfinder y como Michael Kortes, autor de uno de los primero módulos de Pathfinder Entombed with the Pharaohs, era la persona ideal para escribirlo al haber tenido una gran relevancia en el desarrollo, no sólo de la sociedad Pathfinder, sino de antiguas reliquias de pasadas civilizaciones de Osirion.

Como en todas las Sendas de Aventuras, arranca relatando el trasfondo de la aventura, una valiosa información para la inmersión del director de juego.

La aventura, comienza después que los jugadores, animados por la agente Pathfinder Ailyn Ghontasavos, se ganaran la confianza interpretando una macabra obra de teatro, el Juicio de las Seis Pruebas, y fueran invitados a casa del alcalde Aberian Arvanxi a una gran celebración, en la que aprovechan para registrar y localizar las bóvedas del Nudo de Asmodeo para recuperar así una caja acertijo conocida como el Quid Chelio.

Al inicio de la aventura los personajes abren el Quid Chelio donde encuentran las pistas necesarias acerca de las defensas del Refugio del Buscador, incluyendo la búsqueda y entrevistas a algunos de los pathfinders muertos repartidos por Corona del Oeste. Según les informó Ailyn Ghontasavos, una vez dentro de la logia pathfinder, deben conseguir un artefacto con la clave para destruir a las bestias sombrías recuperado durante los últimos días de vida de Aroden.

No obstante la búsqueda de los personajes no pasa desapercibida y unos agentes vampíricos, enviados por Ilnerik Sivanshin, convierte la aventura en una lucha y supervivencia de los personajes contra los vampiros y sus muertos vivientes para lograr la clave que cambiará el futuro de las noches en Corona del Oeste.

Finalizada la aventura tenemos el capítulo Los tesoros de los Pathfinders, un capítulo donde se relatan aventuras de algunos de los miembros de la Sociedad Pathfinder, expediciones en curso donde se dice quién la realiza, la región y el objetivo de la misma, y que complementa con un listado de 12 objetos mágicos, el Broche del Grito Mental, el Casco Ashak Vudrano, el Ciervo Terrible, el Cometa del Dragón de Oro, el Diario Onírico del Vidente Pálido, los Huesos de la Fundadora Raccona, la Mano de Abendego, la Máscara de Guerra Kybwa, la Piel de Klendar, la Siringa Entrelazada, el Talismán de la Furia de la Madre Orca y los Vasos Canopes de los Espíritus Osirianos. Un capítulo que será las delicias del director de juego con una excelente fuente de semillas de aventuras para liar a los jugadores en la búsqueda de objetos para saciar su apetito de poder.

Después tenemos el capitulo Los Caballeros Infernales, un capítulo donde se detallan las diferentes órdenes existentes de los caballeros infernales, su lema, su fortaleza y sus líderes, su símbolo, rasgos de armadura y arma predilecta, así como las penitencias por incumpliento de sus preceptos. Las órdenes son la Orden de la Cadena, la Orden del Clavo, la Orden del Flagelo, la Orden de la Garra Divina, la Orden de la Pira, la Orden del Portal, la conocida para los jugadores de la campaña Orden del Potro, y algunas órdenes menores. En este capítulo se explican los rangos jerárquicos en que se componen las órdenes de los caballeros infernales. Por si esto fuera poco, también añade una nueva clase de prestigio para los personajes, el Caballero Infernal.

Seguido tenemos El Aprisco, el capítulo de Diarios de Pathfinder, Peones del Infierno parte 3 de 6, otro fantástico relato escrito por Dave Gross. Estos relatos son una fenomenal fuente de inspiración y de inmersión en la aventura para los Directores de Juego.

El siguiente capítulo es Bestiario, como sabéis cada nueva entrega de la campaña añade nuevos enemigos con la descripción e ilustraciones de dichos monstruos tales como Aspidoquelonio, enormes bestias acuáticas que pueden llegar a tener el aspecto de islas y albergar vida, Chortov, un diablo monstruoso de rostro porcino más alto que los muros de una ciudad, ataviado con armadura infernal y a una horca capaz de destrozar a un enemigo de un solo golpe, Ídolos, fetiches macabros tallados a partir de diferentes materiales como hueso, jade, madera o piedra, Lar, espíritus espíritus amables conocidos como “guardaalmas” que vigilan a sus pupilos y solo aparecen para ayudarles, y la Naga Real, criaturas longevas, protectoras de los tesoros perdidos y conservadoras de las reliquias y las historias de tiempos antiguos.

El libro finaliza con un capítulo con los 4 personajes pregenerados de la entrega anterior, aunque a nivel 5, para poder comenzar a jugar rápidamente con Lem, un bardo mediano, Seltyiel, un guerrero/conjurador semielfo, Seelah, una humana paladina y Seoni, una hechicera humana, y un reparto de los personajes no jugadores de Lo que Yace en el Polvo para poder consultar rápidamente.

Opinión

Me gustaría comenzar destacando que he disfrutado enormemente con la lectura de Lo que Yace en el Polvo, además de disfrutar dirigiendo la partida como director de juego y es que, es tanta la información acerca de esta senda de aventuras, que es fácil y agradable profundizar en la historia.

El aspecto gráfico de la entrega es, como siempre, fantástico, una excelente maquetación, fondos claros para fácil lectura y las bonitas ilustraciones son factores que hacen muy agradable su lectura y consulta. A nivel de maquetación solo criticaría que en las páginas donde se encuentran los mapas no siempre coinciden con la página de su descripción, obligando a voltearla reiteradamente a medida que el director narra la aventura y que, quizás, se podría intentar hacer que coincidiesen esas páginas o incluir los planos a parte o en formato digital, para imprimir, para ganar en agilidad durante la narración de la aventura.

Respecto a la aventura en sí, no he profundizado con muchos detalles en esta entrada para no aguaros el contenido y dejar que lo descubráis vosotros mismos. En esta aventura, encontramos especialmente destacable el hecho de poder interpretar un capítulo con un toque más de investigación y dándole un peso importante a las búsquedas y a las entrevistas, en las que puede ganar un poco de peso los personajes magos y hechiceros, saliéndose un poco del estereotipo mazmorrero. Además, como en anteriores aventuras, la podréis exprimir en cuanto a sesiones, puesto que sí podría realizar en un par o tres de sesiones pero da muchas semillas de aventuras, especialmente en el capítulo de tesoros, para realizar diferentes aventuras, encuentros, etc, como para disfrutar alargando lo máximo la campaña en Corona del Oeste.

Resumiendo, Lo que Yace en el Polvo como tercera aventura de Concejo de Ladrones nos parece otra fantástica entrega. Más adelante arrancaremos y os reseñaremos la cuarta entrega, El Síndrome Infernal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s