Reseña de Campeones de Verne

Por separado, son magníficos. Unidos… ¡Son invencibles!

Phileas Fogg. La princesa Aouda. Axel Lidenbrock. El Capitán Nemo. Miguel Strogoff. Impey Barbicane. John Strock. Personajes nacidos de la pluma de un escritor, Julio Verne, que ahora cobran vida en este juego. El tiránico ingeniero Robur está poniendo en jaque al mundo con sus malévolas máquinas voladoras, y nadie parece capaz de detenerle. Por ello, se forma un grupo de personas excepcionales que han realizado las hazañas más grandes que se pueda imaginar. Deberán viajar a lo largo y ancho del globo para detener los planes del malvado científico y restaurar la paz en el mundo. Nada les detendrá en su empeño, porque ellos son… ¡los Campeones de Verne!

Campeones de Verne es un juego de rol escrito por Carlos Plaza y que publica la editorial Nexo Ediciones, a quienes agradecemos habernos facilitado esta copia para la reseña.

El libro está realizado en encuadernación en cartoné, cosida y encolada al lomo, con cubierta a todo color, de tamaño A5 y 222 páginas, interior en sepia, redactado a doble columna y con ilustraciones de la temática y de las novelas originales en las que se ambienta el juego.

El juego

Campeones de Verne es un juego de rol de género steampunk ambientado en la época victoriana de las novelas de Julio Verne. En este los jugadores pueden encarnar los personajes originales de las novelas, o crearse los suyos propios, y luchar contra los secuaces de Robur.

El libro comienza con una clásica introducción sobre que son los juegos de rol, y como se debe jugar, seguida por un presentación de Julio Verne, su biografía y la bibliografía del mismo, algo que será conocido para muchos de los lectores, aunque para otros no tanto, por lo que será una fantástica fuente de ideas para realizar muchísimas partidas al juego.

La ambientación del juego está basada en las novelas de Julio Verne, aunque en la lectura descubrimos que también bebe de otro de los autores precursores del género steampunk, H.G. Wells. El juego versa de una contínua lucha entre el bien y el mal, en la que los principales personajes de las novelas, como el Capitán Nemo, Phileas Fogg o Miguel Strogoff, enarbolando la bandera de los Campeones de VERNE (Vigilants and Enforcers of the Reliability of the Nations and the Earth), Vigilantes y Responsables de la Fiabilidad de las Naciones y la Tierra, se enfrentan al mal representado por los Conquerors (los Conquistadores) que, liderados por el antagonista científico estadounidense Robur, se dedican a cometer toda clase de fechorías para conseguir subyugar a los diferentes gobiernos del mundo bajo su mandato. Ambas facciones viajarán por el mundo, en sus diferentes misiones, con sus transportes predilectos como el famoso Nautilus del Capitán Nemo, por parte de los Campeones de Verne, o el Albatros de Robur, en el caso de los Conquistadores. Por supuesto, el director de juego en sus sesiones puede seguir este hilo argumental o crear nuevos personajes, historias y antagonistas para sus aventuras.

Campeones de Verne, con interés por acercar el juego y la literatura del autor a un público más joven, destaca en que la lucha entre el bien y el mal es educada y elegante y no carnicerías en las que los jugadores deban acabar con todos los enemigos, al fin y al cabo, los Campeones representan ser eruditos de la época en sus diferentes especialidades, por lo que los personajes intentarán siempre apresar y llevar ante la justicia a los malhechores de las historias. Debido a ello, los comportamientos individuales como damas y caballeros, son tenidos en cuenta en el reparto de puntos de experiencia al final de la partida por el director de juego.

La mecánica del juego es el Sistema Heroico creado por el autor del juego. Un sistema que hace uso de dados de seis caras (D6) con un alto componente narrativo-heroico, en el que las acciones se resuelven rápidamente para dejar más espacio a la interpretación y el roleo de los personajes.

La creación del personaje es muy rápida, los jugadores deben escoger entre los muchos diferentes conceptos de personaje existentes, como científico, jurista o médico, entre otros, que otorgan una serie de puntos de Habilidad y Especialización base para el personaje. Realizada la base del personaje, se reparten puntos adicionales entre las Habilidades y las Especializaciones, y se escogen dos cualidades heroicas, que junto  a la adquisición mediante compra del equipo inicial acabarán de personalizar el personaje. Además, se dispone de muchas fichas pregeneradas, con los personajes principales de las obras, listas para jugar. ¿O es que no os gustaría interpretar al mísmiso Capitán Nemo?

El sistema se basa en tiradas de habilidad en que se debe conseguir un número de éxitos, considerándose un éxito un 4 ó más en un D6, y determinados por la dificultad de la acción. Las habilidades marcan el número de dados a lanzar y las especializaciones suman éxitos automáticos a la tirada, en la que además podemos añadir éxitos automáticos gastando alguno de los 2 puntos de héroe iniciales con los que comienza el personaje. El número de éxitos de las acciones van desde 1 éxito, para una acción fácil, a 5 éxitos, para una acción extrema.

El libro incluye 6 aventuras listas para jugar, sencillas pero muy inmersivas en la época victoriana y la obra de Verne, que permiten introducirse progresivamente al juego. Además, en un fascículo aparte, se acompaña la obra con 5 Semanas en Globo, la primera minicampaña del juego basada en la obra de Verne con el mismo nombre.

Opinión

Campeones de Verne, después de haber podido jugar una partida dirigida por su autor y de la lectura completa de la obra, me ha parecido un juego con una fantástica ambientación y con un sistema con una muy sencilla mecánica, en el que los personajes son capaces de realizar todo tipo de asombrosas proezas, como el propio autor define su Sistema Heroico.

Además, es un juego en que la que las confrontaciones deben ser elegantes, ya qué los Campeones representan ser eruditos de la época en sus diferentes especialidades, y en el que prima los buenos modales de comportamiento y honor, tanto para damas como caballeros, algo que, además de poder incluir a los más jóvenes, bien interpretado como cambiar el acento por uno británico, simular tocarse el bigote o representar una sobremesa plagada de eruditos hablando de viajes en el tiempo, es algo muy gratificante para las sesiones de juego.

Las 6 aventuras incluidas, para nuevos jugadores será fantástico ya que son sencillas y muy inmersivas en la época y obra de Verne, y permiten introducirse muy bien al juego. Quizás para jugadores experimentados, el hilo argumental de algunas aventuras pueden ser demasiado directo y se limita a unos pocos encuentros de combate, algo que en mi opinión podrían incluir algo más de investigación y añadir un poco más de dificultad. No obstante, es una maravilla disponer de un libro básico con tantas aventuras para comenzar a jugar y en las que, fácilmente, cualquier director de juego medianamente experimentado puede añadir los detalles que considere para hacerla más suya.

El aspecto gráfico es estupendo, encuadernación en cartoné, una maquetación en sepia muy cuidada, con fondos de fácil lectura, y con evocadoras ilustraciones de los más famosas obras de Julio Verne, el libro es todo en sí un espectáculo para la vista, es tenerlo en tus manos y comenzar a soñar en esta época victoriana. El hecho de que el manual sea en formato cuartilla (A5), personalmente me parece estupendo ya que creo que es el formato más manejable para dirigir partidas a cualquier juego de rol. En contra, únicamente mencionaría alguna aventura incluida en el libro, en las que aparecen sistemáticamente unos guiones en medio de algunas palabras y la falta de acentos en algunos tiempos verbales que, comparados con la pulcritud y elegancia del resto del libro, da la sensación de haber sido añadida sin la revisión adecuada, aunque es algo que pasa desapercibido y no ensombrece para nada la obra.

Campeones de Verne nos parece un gran juego, que tiene una fantástica temática para dirigir y jugar muchas y fantásticas sesiones al juego, además con una muy buena mecánica de juego, rápida y sencilla, que favorece enormemente la interpretación y el roleo de los personajes. Un juego que despertará el interés de muchos en esta fantástica época en la que está ambientado el juego, así como en la obra de Julio Verne.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

¿Estás dispuesto a encarnar a uno de los Campeones de Verne? ¡Adelante, empieza la aventura!

Anuncios

1 comentario en “Reseña de Campeones de Verne”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s