Desprecintamos la miniatura del Señor Enano del Caos

Largo tiempo ha pasado desde que nuestros hermanos partieron a las Montañas del Inicio de los Tiempos. Mi abuelo, Jarrok, ya hace más de 100 años que nos contó esta historia. Un regimiento de los mejores exploradores y mineros de nuestro clan, partieron a las montañas plagadas de ogros, pero nunca jamás regresaron. Décadas después, algunas de nuestras escuadras de girocópteros que exploraban los límites de nuestras tierras divisaron un clan enano, a lo lejos, vestían los colores rojo y negro de los adoradores del Caos, y armaduras toscas de bronce que rezumaban sangre. Un señor enano montado a lomos de una especie de toro alado los comandaba, mientras otro enano, una especie de brujo, recitaba cánticos y letanías subido a una bestia parecida a un león alado con barba y la cara de un enano. Pero eso, hijo mío, no son más que leyendas de largasbarbas.

Leer más “Desprecintamos la miniatura del Señor Enano del Caos”

Anuncios