Descubriendo un Wargame: Waterloo 1815, La última batalla de Napoleón

Este juego de guerra recrea el combate librado entre el ejército francés comandado por el emperador Napoleón Bonaparte, y las tropas aliadas, dirigidas por el Duque de Wellington y el ejército prusiano del Mariscal Gebhard Leberecht von Blücher, cerca de la localidad de Waterloo (Bélgica), el 18 de junio de 1815.

Hoy gustamos en compartir con vosotros una entrada muy especial, la inauguración de una nueva sección en nuestro blog destinada a Wargames. Esta nueva sección en la que nos iniciamos persigue el objetivo de compartir con vosotros nuestras sensaciones al introducirnos a este universo de los juegos de guerra y no tanto en realizar una profunda disertación o análisis, ni arduos tutoriales o resúmenes de reglas, de una categoría de juegos en la que estamos comenzando.

En esta sección trataremos los wargames en sus diferentes modalidades, desde este juego moderno con ese toque añejo como con el que iniciamos la sección a otros más clásicos, pasando por los juegos de la familia Risk y derivados que también englobaremos en esta sección. Como hasta ahora, los juegos estratégicos y tácticos de miniaturas, aún pudiendo considerarse dentro de esta sección, permanecerán dentro de la sección miniaturas por, a nuestro entender, tratarse de públicos diferentes.

img_20161119_130457

Después de este preámbulo, cortamos la cinta inaugural de esta nueva sección de la mano de Trafalgar Editions, una editorial patria de libros históricos y wargames formada por Crisanto Lorente y José Antonio Luengo, a quienes agradecemos habernos facilitado amablemente una copia del juego para realizar esta reseña. Trafalgar Editions es una editorial especializada en historia militar, especialmente en la historia de España y la 2GM. Una editorial que promete un gran énfasis en la calidad de los componentes con tiradas pequeñas, casi de un nivel artesanal, que les permita satisfacer al aficionado con las máximas garantías.

Waterloo 1815, La última batalla de Napoleón, es un juego diseñado por José Antonio Luengo. El juego está diseñado para jugar 2 jugadores, aunque puede jugarse por equipos, recomendado para más jugadores de 12 años y con una duración aproximada de 60 minutos por turno de juego, por lo que las partidas duran de 2 horas en adelante.

La caja del juego es de medidas medianas (308x220x60mm), sin ningún inserto interior pero con tal cantidad de contenido que es prácticamente imposible que este se mueva accidentalmente.

?

Waterloo 1815 es un juego que recrea la batalla que tuvo lugar cerca de la localidad de Waterloo, Bélgica, el 18 de junio de 1915 entre el ejército francés comandado por Napoleón Bonaparte contra las tropas aliadas bajo el mando del Duque de Wellington y el ejército prusiano del Mariscal Gebhard Leberecht von Blücher.

Lo primero que observamos al abrir la caja del juego son unos pequeños bloques de madera de diferentes tamaños para representar las unidades de infantería, caballería, artillería y los oficiales, con dos páginas de adhesivos para poder identificarlas, en lugar de las piezas de cartón que acostumbran a conformar los clásicos wargames. El sistema de dados es realizado exclusivamente con 2 dados por jugador con lo que presuponemos un sistema ágil y dinámico que posteriormente confirmamos al realizar nuestra primera toma de contacto con el juego.

El juego dispone de cartas de turno de juego con las diferentes fases que comprenden cada turno, muy útiles para las primeras partidas. Otras son las cartas de ayuda en las que vienen los valores de las diferentes unidades de cada uno de los ejércitos. Por último también incluye cartas de evento con los diferentes eventos que se van sucediendo durante la partida y que con una pincelada de aleatoriedad le confiere una singularidad exclusiva a cada batalla.

El reglamento, de 32 páginas en tamaño A4, está bien estructurado, claro y con muchas ilustraciones de ejemplo para entender el sistema de juego en una primera lectura, aunque una segunda lectura puede ayudar a memorizar y a sistematizar un poco más, si cabe, el orden de fases y la mecánica general de juego para después jugar más rápido.

El juego incorpora además una hoja con la tabla de terreno, con las afectaciones del terreno sobre el movimiento, el disparo y el combate, con diferentes tipos de terrenos como despejado, bosque, colina, ciudad, ríos, fortificaciones, carreteras y caminos. Además incorpora una tabla con los diferentes modificadores de combate y disparo en función de factores como el estado o la formación que tiene la unidad.

Por otro lado incluye unos mapas en los que se indican las posiciones que han de tomar las unidades francesas y aliadas sobre el tablero para recrear fielmente la batalla de Waterloo, y otro mapa para realizar un sistema de despliegue oculto por parte del general aliado.

Además dispone de diferentes marcadores de estado de las unidades, plantillas de artillería y metralla, formación de unidades en cuadrado, medidores de distancia para realizar los movimientos de las unidades.

El tablero de juego está formado por 2 fantásticas piezas de cartón grueso, a diferencia de los clásicos wargames con tableros de papel, algo que está francamente bien y que confiere un aspecto diferencial a este juego.

Comparto un vídeo del unboxing del juego, alojado en nuestro canal, en el siguiente enlace.

Mecánica

El juego tiene una mecánica asequible con turnos que se dividen en fases de Reorganización, de Fuego Defensivo de Artillería, de Fuego de Ataque de Artillería, de Movimiento, de Fuego de Fusilería Defensor, de Fuego de Fusilería Atacante y la Fase de Combate.

Los jugadores repiten dicha secuencia y una vez que ambos la hayan completado, se pasa al siguiente turno. Así como hemos mencionado, existen cartas de eventos que, aunque históricamente no hayan sucedido, confieren al juego una variable adicional que hace cada partida diferente a la anterior. Estas cartas son opcionales, por lo que son muy interesantes para añadir al juego una vez jugadas un par de batallas al modo básico sin eventos.

Tanto el sistema de movimiento, como de disparo o el de combate, son fases ágiles y rápidas de entender y llevar a cabo, especialmente gracias a la carta de ayuda con la secuencia de juego que facilita mucho el orden de fases.

Gana la partida el jugador que tenga más puntos de victoria al final del último turno de juego, o si el jugador francés mata a Wellington o el jugador aliado elimina a Napoleón.

Para más información con el reglamento, ejemplo de juego, escenarios, guía rápida de juego, tablas y foros, podéis visitar el siguiente enlace.

Opinión

De nuestra primera toma de contacto con Waterloo 1815 nos gustaría compartir nuestras primeras impresiones.

Lo primero es una fase previa al juego de colocar los adhesivos a todos los bloques de madera que representan las unidades, un proceso lento si eres muy perfeccionista pero gratificante una vez has configurado todas tus unidades de los ejércitos francés y aliados, y ves las diferentes unidades luciendo sobre el campo de batalla.

En la configuración inicial de la batalla los jugadores dedican un rato a seguir fielmente las posiciones de las unidades indicadas en el mapa para colocarlas, algo que a priori parece más aburrido, pero que mientras colocas las piezas en el tablero descubres que ya comienzas a familiarizarte con las unidades, detectar unidades estrella de tú ejército y a maquinar estrategias en base a la distancia de tus unidades respecto a las enemigas.

Durante la batalla, los jugadores deberán mover las unidades, cargar, cambiar de formación, disparar, combatir, tomar posiciones en fortalezas y otras, y que a medida que avance la batalla descubrimos que pequeños fallos como seleccionar una unidad equivocada para disparar o cargar en un momento inadecuado, puede ser el principio del fin de tu ejército, algo que hará que la tensión crezca progresivamente en el ambiente.

Pensamos que es un gran juego, un wargame estratégico y con profundidad para poder jugar partidas muy interesantes, con una complejidad media que gustará tanto a jugadores veteranos como que servirá para introducir a nuevos jugadores.

Por otro lado, este juego como otros sobre recreación de batallas famosas permiten a los jugadores conocer sobre conflictos históricos y aprender un poco de historia. Y quién sabe pero, ¡quizás algún día los profesores de historia comiencen a incorporar a sus clases talleres con wargames para dotar a los alumnos de más profundidad y perspectiva histórica!

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Allons enfants de la Patrie…

Anuncios

4 comentarios en “Descubriendo un Wargame: Waterloo 1815, La última batalla de Napoleón”

    1. Buenas Will of Steel, en primer lugar muchas gracias por visitarnos y por tus palabras. Así es, el juego es de una calidad excelente, se nota que tiene mucho cariño y mimo en su diseño y producción. Tomamos nota en los ánimos para aumentar la nueva sección. Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s